¿Cómo pedir un aumento salarial?

Andrés Díaz-Granados

¿Alguna vez has pensando en pedir un aumento salarial?, ¿alguna vez te han dado un aumento salarial porque lo has pedido?, ¿o alguna vez te han dicho que no a un aumento salarial cuando lo has pedido?.

Yo soy Andrés Díaz-Granados, co-founder de T-mapp y Head Hunter, y quiero contarles los diferentes puntos a tener en cuenta para pedir un aumento salarial. 

LA CONTRAOFERTA

EL MÉRITO

PREPARACIÓN

OBJECIONES EN LA REUNIÓN

PLAN CONCRETO

1. LA CONTRAOFERTA

El atajo más sencillo para conseguir un aumento salarial se llama contraoferta. La contraoferta es una oferta que nos hacen, efectivamente para retenernos de otra oferta que nos está haciendo otra compañía. Muchos de los candidatos lo hacen ingenuamente. Muchos otros lo hacen estratégicamente. Lo que les quiero decir con esto es que la contraoferta, cuando tu eres bien valorado por tu compañía actual, definitivamente es una forma muy rápida de obtener un aumento salarial.

2. EL MÉRITO

Si quieres irte por la forma tradicional, y quieres sentarte con tu jefe a evaluar la posibilidad de este aumento, lo primero que tienes que pensar es si realmente te mereces ese aumento; porque muchos de los profesionales llegan donde sus jefes a pedir aumentos, realmente sin merecerlo, y ahí es cuando la reunión no sabe como esperabas. Lo importante es ser muy ácidos con nosotros mismos para, en ese momento, saber si nuestro desempeño y el desempeño de la compañía están totalmente alineados para recibir ese aumento salarial. Si la respuesta es sí, y si la respuesta es que me merezco ese aumento salarial, vamos a tocar los siguientes puntos. 

3. PREPARACIÓN

Hay que preparar la reunión con nuestro jefe. Esa preparación consta de cuatro puntos importantes. 

Desempeño

El primer punto importante es el que nosotros llamamos desempeño. Hay que tener muy claro cuál ha sido mi comportamiento en los últimos seis meses o un año, con respecto a los KPIs (indicadores) que la compañía me puso. Tenemos que tener toda la información completa de cómo me he comportado en términos de KPIs para que ese sea uno de los argumentos más importantes a la hora de enfrentar la reunión.

Estudios salariales

El segundo punto importante es el que llamamos estudios salariales. Como estoy yo con respecto al mercado en términos de compensación. Para esto, existen diferentes estudios de remuneración como el de Michael Page o el de Hays; existen algunos otros, pero la idea es saber efectivamente cómo estamos frente al mercado en términos de compensación. Esto nos va a dar una guía para saber cómo afrontar esa reunión. 

Propuesta de valor

El tercer punto es el que yo llamo la propuesta de valor. Cuando uno recibe un aumento salarial, la compañía busca que nosotros le demos algo a cambio. ¿Quién va a terminar pagando el salario que nos ganamos? nosotros mismos. Es importante tener para esa reunión preparada una propuesta de valor, bien sea en desarrollo de equipos, en facturación, en nuevos negocios, en negocios más grandes, etc.

Meta

El cuarto punto es tener muy clara la meta de compensación que quiero recibir. No solamente en términos de salario neto que recibimos al bolsillo, sino también en términos de beneficios; puede ser medicina prepagada, puede ser bonificación por resultados, pueden ser auxilios, entre muchos otros. 

Una vez tengamos claros estos cuatro puntos: desempeño, cómo está el mercado, cuál es mi propuesta de valor y cuál es mi meta esperada de compensación, puedo afrontar la reunión. 

4. OBJECIONES EN LA REUNIÓN

Durante la reunión me puedo encontrar con diferentes objeciones con respecto a mi jefe. Siempre ten un contra-argumento a la objeción, porque el jefe, en la mayoría de los casos, va a buscar negociar esa meta que tú tienes y llevarla al mínimo posible. Si tu logras, en esa primera presentación, que tu jefe te apruebe esa meta de salario que quieres recibir. ¡Buenísimo!, lo lograste, pero si no, tienes que entender muy bien cuáles son los contra-argumentos que darán las diferentes objeciones.

Objeción #1: Mal momento de la compañía

Andrés la compañía no está en buen momento. No es momento para un aumento de salario. Es natural, puede que las compañías pasen por malos momentos. Es este punto es muy importante poner por encima el desempeño personal que, realmente el desempeño de la compañía. Hay muchos profesionales buenos que terminan subsidiando a profesionales malos, o a empleados malos. Entonces el empleado bueno termina siendo sacrificado por el empleado malo, y hay que hacer notar esto en este contra-argumento. 

Objeción # 2: Meta no alcanzada

La segunda objeción que nos podemos encontrar es que el jefe te dice que tú no llegaste a la meta. Esto puede pasar. En muchas ocasiones, las metas que definen las compañías son metas inalcanzables, y eso es una realidad. Pero realmente si miras la totalidad de tu negocio, tu eres lo suficientemente rentable, y dejas las suficientes utilidades a la compañía como para merecer ese aumento de salario. Eso es lo que hay que demostrar en ese contra-argumento. 

Objeción # 3: Fuera de la banda salarial

Otra objeción que podemos encontrar comúnmente es que tu jefe te diga que si te aumenta quedarías fuera de la banda salarial. Generalmente las bandas salariales buscan que las personas que son comparables estén dentro de los mismos rangos. En ese caso vale la pena recalcar, que el valor que tú estás generando a la compañía está por encima incluso de la misma banda. No es un tema comparativo con tus compañeros porque es que al final no se trata de ver quién gana más que quién. Se trata del valor que tu generas a la propia compañía. Nunca, ¡ojo!, nunca, te compares con tus compañeros en términos de compensación, ni se lo digas a tu jefe. ¡Nunca!. 

Objeción # 4: Llevas muy poco tiempo

La última objeción que podríamos tener es que tu jefe te diga que llevas muy poco tiempo. En esa objeción, el contra-argumento que recomendamos, es, precisamente, darle la vuelta: oye si yo llevo tan poco tiempo generando tanto valor, entonces imagínate lo que yo podría hacer en el largo plazo. Finalmente lo que tenemos que demostrar acá, es que la compensación termina estando correlacionada directamente con el tiempo que yo pueda llegar a durar en la compañía. 

5. PLAN CONCRETO

El objetivo de la reunión, y tienes que tenerlo muy claro, es salir con un plan de acción. Si tu jefe realmente no te aprueba lo que tu dices que mereces, deberías tener un plan claro, en un tiempo definido, para que ese aumento se dé. Deberías buscar negociar que en ese caso no se dé, el 30% que tu quieres sino, ok, dame hoy la mitad y la otra mitad dejémosla atada a desempeño en un cierto tiempo. Si no te da el 15% entonces un poco menos, pero entonces definamos en qué punto yo voy a recibir la compensación que espero, dando los resultados que tu esperas, como jefe. De eso se trata ese juego.

Si tu sales de la reunión sin un plan de acción y tu jefe deliberadamente te dice que no mereces un aumento, sabiendo con todos los argumentos que tienes, que sí lo mereces, es momento de buscar otra compañía. Para eso podemos ayudarte si lo necesitas, pero realmente no estás siendo valorado como esperas ser valorado, y ahí hay que tomar decisiones.

Así que nada, déjanos tus comentarios por favor de cuáles han sido tus experiencias pidiendo aumentos de salario. Nosotros hemos entrevistado a miles de candidatos y hemos tratado de hacer una recopilación de cómo ha sido eso. Los principales contra-argumentos. Pero si tienes algún otro interesante por favor cuéntanos y lo comentaremos próximamente.

¡Un abrazo!

Share this

Contrata al mejor talento

Solicitar propuesta

Te puede interesar

¿Cómo pedir un aumento salarial?

Las 10 mejores firmas de reclutamiento de gerencia media y alta en Colombia 2022

Las 6 principales firmas de reclutamiento de altos ejecutivos en Colombia 2022